Taller Encantado

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

28 de mayo de 2009

El beso de Judas

... y sin embargo mientras cogía mi mano y enjugaba mi llanto, estaba matándome. Paladeé las palabras despacio, incapaz de tragarlas, incapaz de asimilar la atrocidad que suponían, repitiéndolas, musitándolas, totalmente perpleja.

Cuanto más empeoraba mi estado de salud, más frecuentes eran las convulsiones, los vómitos, el dolor y el sufrimiento. Los médicos estaban desconcertados porque los medicamentos que me procuraban no conseguían arrancarme de nuevo el rubor de las mejillas. Escuálida, pálida, empapada en sudor, me fui marchitando. Y sin embargo, mientras dormía a mi lado extenuado tras haber dedicado toda la tarde a dibujar una sonrisa en mis labios o a sanar las pústulas de mi espalda... sin embargo, ¿me está usted diciendo que me estaba matando? Aquél que me juró amor eterno, aquél que se me velaba y rezaba por mí a los pies de mi cama... aquél por quien yo pensaba terminar con mi vida para liberarle de la carga de mi existencia... aquél a quien le di dos hijos, un patrimonio y le dediqué todo mi amor... ¿me estaba matando?

Mi tristeza se convirtió en ira, la ira en odio, el odio en sed de venganza y desde los cielos y con la ayuda del santo Dios que me había hecho tal revelación incliné una mirada que era un rayo y su fulgor devastó cuanto encontró a su paso.

3 comentarios:

Aurora dijo...

vileza, rabia y desconcierto es lo que leo en estas líneas, veneno en la sangre: se saborea en lo labios la misma perplejidad que saborea la protagonista, extrañeza, aniqúilación, desventura, etc...no quisiera estar yo a su lado.
¿cual ha sido el detonante de tanta vileza?
lolita, no nos puedes dejar con la intriga!!!!!!

Lolita blues dijo...

Circunstancias de la vida te hacen sentirte así, un poco como el Conde de Montecristo, pero nada preocupante, como tenemos más saber estar que quienes van por la vida haciendo daño, pues sencillamente asimilamos su falta total de inteligencia emocional y seguimos nuestro camino.

Y a eso vamos. Saludos, princesa, gracias por leerme!

Aurora dijo...

me encanta leerte, cada vez que lo hago me parece recoger un fragmento de tus emociones o pensamientos filosóficos de la vida.
bien es cierto que las emociones de cada uno son tan impenetrables? tan seductoramente misteriosas y desconcertantes....que en ocasiones llegas a pensar que tu mundo interior es muy complejo y de dificil dominio... y lo es...por lo menos el mio es infranqueable hasta para mi, porque en ocasiones no encuentro la explicacion a los sentimientos. son tan dispares...me asombran.
biquiños guapetona!!!!

Sitios que he visitado