Taller Encantado

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

16 de marzo de 2009

Extraña despedida

Me han dicho muchas veces adiós, hasta pronto o sencillamente ya nos veremos por ahí. También he sentido despedidas encubiertas en un beso o he recibido una carta que suponía el final. Incluso en numerosas ocasiones sin adivinar la despedida (que nunca llegó como tal) algunas personas han desaparecido de mi vida. A algunas de ellas en algún momento las eché o echaré en falta, otras se han desvanecido para mi alivio y paz mental, con un poco de suerte para siempre.
Lo que jamás me ha había pasado es que alguien se despidiera de mí con un abrazo sincero y con las siguientes palabras: "Que Dios te bendiga y ponga suerte en tu camino, paz y prosperidad". Me ha dejado atónita la actitud, la mirada, obviamente, la frase y el sentimiento con el que se han expresado las palabras. Está bien transmitir buenos sentimientos a aquellas personas a las que aprecias y sabes que es probable que no vuelvas a ver, a aquellos que han alegrado algunos momentos de tristeza o que sencillamente estaban en tu camino y te acompañaron un trecho, aligerando el tedio del día a día. Lo más bonito es que lo hagan así, tal y como les sale del corazón, con la voz un tanto trémula pero con la firmeza de quien se pierde en el horizonte con toda la dignidad de haber sabido despedirse.
Adiós, puede que el caprichoso devenir del tiempo nos ponga de nuevo el uno al lado del otro.

3 comentarios:

Aurora dijo...

Hablando de despedidas, ¿nunca has tenido la certeza de saber que no volverás a ver a una persona que quieres y aprecias? a mi me ha pasado y un hondo pesar me hace crujir de tristeza el corazón por saber que las has "perdido". Pienso que tales certezas están para romper...pero descubres amargamente que las circunstancias te arrastran a la distancia.

Se te echará muchísimo de menos en estos parajes solitarios porque eres una duendecilla especial.
bicos

Lolita blues dijo...

Bueno, una vez tuve que despedirme muy a mi pesar de alguien a quien quería mucho entonces. Ya sabes, el primer amor, frustrado...

Tardé años en recuperarme. Pero bueno, el camino es largo y encuentras a personas muy especiales con las que compartir penas y tristezas. Además, como nada sucede por casualidad, a lo mejor si no hubiera sufrido entonces por aquel desamor no podría disfrutar plenamente de mi total amor en este momento...

Pero hay muchos tipos de despedidas: ¿qué hay de aquellas que son por unos instantes pero parecen una eternidad? ¿o de las despedidas que son para siempre porque las personas que se han ido lo han hecho para todos y por siempre? ¿dónde van a parar los adioses que no se pueden decir, los que se lleva el viento sin que lleguen a oídos de quien se va?

La despedida es el preludio del viaje, esperemos que sea una travesía hermosa, que nos conduzca a un lugar placentero...

-pequeña saltamontes- dijo...

Jo wapi, me has dejado rota, odio las despedidas, y lo que has escrito me lo ha recordado aún más, he sentido ese nudo que se forma, cuando una despedida es más larga de lo que debiera, odio las despidas en todas sus facetas sean del tipo de sea, y me dan miedo... cuando me encariño con alguien me da miedo decirle adiós, es una palabra muy fea, no deberíamos decirla nunca a los que queremos, aunque, también no se si os ha pasado de no decir adiós a alguien y aun estando a su lado le sientes tan lejano, que es lo mejor que podrías decirle adiós....me has recordado una entrada que tengo por acabar…. jo que mal me siento...no te despidas de mi penkita¡¡¡ te quero

Sitios que he visitado