Taller Encantado

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

10 de marzo de 2009

Cálido despertar de los sentidos

Voy llegando a la oficina y de repente me invade una profunda sensación de bienestar y calidez... es el suave aroma de las tostadas de un vecino, que, sin saberse generoso, le regala a toda la corrala esa inefable mezcla de recuerdos matutinos de la infancia que recorren todo el organismo penetrando en él a través del olfato. Qué dulce sensación subir las escaleras guiada por tan exquisitas sensaciones oloríficas... sin percatarse uno de ello el camino se antoja todo de pan dorado, caliente, crujiente y aderezado por los manjares de la tierra: sabrosa mantequilla que se derrite con su tacto, mermelada o confitura. Casi a cada pisada siente uno el mullido núcleo blanco, encerrado tras el manto tostado que espera emerger al primer mordisco...
Esta mañana, sin más, he subido las escaleras guiada como un zombi por este aroma, con los ojos cerrados, degustando un segundo desayuno imaginario y añorando como nunca esas mañanas de los domingos en las que charlando con las hermanas podían pasar tranquilamente dos horas mientras desayunábamos...

4 comentarios:

-pequeña saltamontes- dijo...

Jo¡¡¡ se me ha hecho la boca agua¡¡¡ bendito vecino¡¡ je je.Es cierto ¿qué fue de esos desayunos domingueros? ¿porque perdemos las costumbres que nos hacen sentir bien y luego añoramos con una sonrisilla en los labios? misterios del ser humano.... Propuesta de plan ocioso¡¡ ¿porque no organizamos un desayuno dominguero? cada uno podemos llevar algo que nos gustaba y ya no tomamos, ya me dirás que te parece wapi.
Por cierto yo a dieta y solo pensando en comida no tengo perdón jeje 1 besete¡¡¡

Aurora dijo...

q bueno!! el olor es una gran evocador de recuerdos y un gran despertar de las sensaciones tan agradables co la q describes. En estos momentos, aunque tengo la panza llena, se me hace tomar un refresco en un balcon al calor de esta primavera anticipada o tirada en el cesped de un campo mullido acompañada por amistades y familia, gratos recuerdos de las salidas al monte de mi niñez. Parece que hoy el cielo está dispuesto a esparcir los aromas de los alimentos porque este mediodía al asomarme al balcón ha llegado hasta mis narices el dulce sabor de pollo asado con verduras,mmm,
vecinita del 7º ¿me invitas a comer?

me apunto auna salida campestre, al monteeeeeeeeeeeee!!
besotes!!!

Lolita blues dijo...

¿Playa o montaña? Jajajajaja. No, fuera bromas, por mí un día desayuno en casa con cosas artesanales hechas por nosotros mismos y otro día escapada al campo, que con estos días tan preciosos dan muchas ganas de llenar los pulmones de aire fresco. Cuando queráis... me apunto!!!!

Miles de besos:

-Raq-

Aire Fresquito dijo...

El redesayuno lo llevo yo reivindicando una década al menos. El estado español debería obligarnos a hacerlo ;-)

Sitios que he visitado