Taller Encantado

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

18 de febrero de 2009

Palabras que llaman a otras palabras

La casualidad no existe amigos... son las palabras, nuestras compañeras cotidianas, las que se atraen entre sí. A veces no hace falta formularlas en alta voz puesto que el mero pensamiento hace que la deixis en fantasma de pronto se transforme en una sincronicidad. ¿Qué diría Auster? No lo sé.
Os cuento: como sabéis estoy haciendo un master en el que hemos creado una editorial ficticia. Se llama Cronopia Editores, en homenaje a nuestro amigo Julio Cortázar. En fin, tenemos que seguir los pasos habituales para la edición de una obra y hemos escogido "Rosas blancas para Wolf". El caso es que una tarea era leer la obra, documentarla y escribir una reseña sobre ella. Bien, la leí en dos tardes, porque me enganchó mucho (para quien no lo sepa tengo una relación de amor-odio con el nazismo: me repugna sobre todas las cosas, pero me fascinan las obras que versan sobre esa época... he visto mil pelis: "El juicio de Nüremberg", "Odessa", documentales sobre los campos de concentración y exterminio, entrevistas a supervivientes... en fin, de todo un poco). Me temo que esa fascinación nace directamente de mi incapacidad para comprender las atrocidades que se cometieron y que busco y rebusco una explicación, sin otro fin que golpearme la testa contra el muro de tanta inhumanidad. La obra habla, entre otras muchas cosas, de una organización que yo no conocía: la Rosa Blanca. Se trataba de una suerte de resistencia pacífica nacida en la Universidad de Münich, encabezada por estudiantes disidentes del régimen, cuyo final podéis imaginar. Pues era la primera vez que oía algo sobre el tema y me meto en el metro pensando en la valentía de aquellos pacifistas y ¡ZAS! tengo una mujer enfrente leyendo un libro que se titula: "LA ROSA BLANCA". ¿Podéis imaginar mi desconcierto? He estado a punto de levantarme y preguntarle ¿Dónde esconde la cámara, señora?
No os dejéis engañar, no poseemos las palabras, ellas nos poseen a nosotros, nos zarandean y nos llevan donde quieren. Por el momento yo me dejo llevar ¿qué otra cosa puedo hacer?

4 comentarios:

Aurora dijo...

¿casualidad o causalidad? ¿casualidad o coincidencia?
un eterno debate sobre el que nunca he encontrado una respuesta satisfactoria.
No solo las palabras se atraen, las personas también tiene una vinculación a veces que resulta increible. Desde que dos conocidos de una mismo pueblo, trabajadores de diferentes barcos se encuentren en Noruega hasta que dos amigas de la infancia lo hagan en una ciudad a muchos kilómetros de su pueblo de origen por diferentes motivos. Muchísimos más ejemplos podrían ilustrar este comentario pero mi mente se ha cerrado a los recuerdos aunque tengo la leve impresión de que han sido muchas las "coincidencias".
Me seduce la idea de creer en las casualidades porque acontecen cuando menos te lo esperas.

abrazos y bicos de la tvtubbie,jajaja

Lolita mon amour dijo...

Un tubbieabrazo, meiguiña!

Pues maja, no sé, yo tiendo a pensar que muchas casualidades son demasiado casuales. Es decir, mola pensar que el azar nos lleva a veces a toparnos con situaciones curiosas, pero es que a veces, parece directamente que la suerte está echada, que, aunque queramos, no podemos luchar por cambiar nuestro destino, porque nos aguarda independientemente de nuestros propósitos.

Es un pelín inquietante, al menos, para mí.

Chan chan... seguiremos con el misteriooooooooooo!

Aurora dijo...

Otra pregunta que se me ha escapado en el comentario anterior y que al leer el tuyo se ha encendido la bombilla ¿hay un destino prefijado para nosotros? ¿o todo se debe a un juego de azar, a una tirada de dados? ¿las decisiones que tomamos es porque estaban escritas antes o es porque el ahora es indescifrable e inesperado, un cuento que no tiene fin cuando empieza? por lo leído para ti el destino está prefijado... mmmm.... me gustaria saber en que te basas ¿puede ser que una hechicera te haya echado las cartas y haya acertado en sus premoniciones? en cierta manera tiendo a pensar que este tipo de creencias va asociado al pensamiento religioso. El por qué no logro descifrarlo.
Y en el caso de que el futuro está escrito para los humanos ¿acontece lo mismo con los demás seres vivos, animales y plantas? ¿ por ejemplo, el koala que se salvó del gran incendio en Austria? ¿la deforestación de los bosques y la extinción de muchos animales en el Amazonas y el resto del planeta se debe a ese futuro ya diseñado? ¿y que me dices de actos tan comunes como pensar por nosotros mismos que son los que justifican la toma de decisiones que pueden cambiar nuestro estilo o forma de vida?

biquiños meigos

Aurora dijo...

uy, un gazapo, cuando quise decir Australia, escribí Austria

Sitios que he visitado