Taller Encantado

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

9 de marzo de 2010

Dolor y llanto

El dolor es el mismo aquí o allí. Nada cambia en este sentido. Perder un hijo, llorar por los que se han ido, vivir en las calles, no tener qué echarse a la boca... el dolor es siempre el mismo. A veces florece entre la destrucción a causa de un terremoto imprevisible, en otros casos, de la tragedia prolongada en el tiempo de la guerra o la devastación de una climatología implacable.

La tierra brama, con ella los vientres de todas las mujeres del mundo, pues sabemos las vidas que se están perdiendo a causa de toda clase de hambrunas, saqueos, abusos, intolerancias, ¿qué hacer para paliar el mismo dolor que surge aquí y allí?

Siempre la misma sensación de haber llegado tarde, de que podría haberse hecho más, de que no deberíamos vivir en nuestra cómoda burbuja de cristal, echando la vista a un lado para poder dormir profundamente y sin sobresaltos. La realidad es que el hombre es un lobo para el hombre. La realidad -terrible- es que el ser humano es individualista por naturaleza y busca sobrevivir por encima de todo, a pesar de que para ello tenga que matar, que torturar o que pasar por encima de la cabeza de quien sea preciso.

Y si Dios existe es cruel porque nos ha abandonado a nuestra suerte sabiendo que somos ingobernables.

2 comentarios:

Aurora dijo...

vale que es una frase hecha pero en ese caso habria que preguntarse si Dios existe
Somos animales por naturaleza, la depravacion continua en nuestro instinto a pesar de los años de "civilizacion".

Lolita blues dijo...

Angustiados pensando en el Dios creador a veces nos olvidamos de que fuimos nosotros los que creamos a los dioses. Por qué demonios estamos aquí, para herirnos los unos y los otros o sobrevivir, sencillamente sin saber si hay una finalidad en ello no deja de ser desconcertante.

El hombre es un ser perplejo incapaz de explicarse su propia existencia.

Sitios que he visitado