Taller Encantado

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

21 de diciembre de 2011

Otras navidades descafeinadas

No sé qué ha pasado pero me han robado el espíritu de la Navidad. No sé si ha sido un duende maligno, la edad o la crisis, pero antes podía pasarme horas paseando por las calles iluminadas y deleitándome con el olor de las castañas asadas y algo en mi interior me decía que estaba disfrutando de unos días especiales. Ahora, he perdido la ilusión. Puede que no solo por estas fechas, sino por todo en general. Me cuesta disfrutar del momento, no pensar en el mañana (con más o menos recelo), y, sobre todo, tengo la sensación de tener que "pelear" por lo que siento. Y es que, el hecho de que te guste la Navidad, no está de moda. Decir que te gusta adornar la casa, hornear tu propio roscón de reyes y ofrecer turrones, mantecados y mazapanes de Soto está trasnochadísimo. Como yo. Siempre he estado un poco al margen de las modas. Hay quienes se escudan en el consumismo para despotricar sobre estos días, pero eso es como los que utilizan la misma excusa para no hacerle un regalo a su pareja en San Valentín. Sabemos que es una chorrada, pero para una vez al año que tenemos la ocasión... ¿qué hay de malo en disfrutar un poquito y hacer algo especial? Un regalo no implica que seas un loco de las compras: se pueden regalar experiencias, se puede ofrecer como presente algo que uno haya hecho con sus propias manos... y ni siquiera hace falta que sea algo material.


Por otra parte, está el tema de la contención del gasto. Pero del gasto en cosas que realmente importan. No es que nos ajustemos el cinturón a la hora de preparar la cena o de envolver los regalos con papel de menor gramaje, no. Es que ahorramos en todo, copón, ya no mandamos ni christmas a nuestras familias, ni nos curramos los regalitos, ni nada de nada. Hay una contención increíble del gasto en cariño, en amor hacia los demás, en desinterés y en espíritu de comunidad. Traducido al román paladino: cada loco con su tema. La sensación general es que nadie va a hacer nada por ti así que nadie hace nada por los demás. Y así nos va.

Nos esperan unas brevísimas celebraciones en las que festejaremos con austeridad las relaciones personales con los demás. Descafeinadas, de nuevo. Feliz Navidad.

3 comentarios:

Aurora dijo...

mi niña, pero tu siempre tan contenta: puedo y no puedo creer de ti que tu espiritu navideño esta descafeinado. El mio tambien lo esta, pero porque no se puede tener el espiritu cuando por motivos de trabajo lo pasas lejos de la familia, aunque este año tuve ocasion de escaparme dos dias!!!!
la navidad esta bastante distorsionada por los medios y por los que nos rodean: o lo pintan todo demasiado bonito o lo pintan como una mancha negra!!!!
y si es cierto que la crisis la esta distorsionando mas: papa noel se convertira en un personaje debil y flaco como sigan asi als cosas!!!
cuena conmigo siq ueires pasar alguna mañana o algun domingo estos dias!!!!
bicos

Juan dijo...

Jo, jo, jo, soy Papa Noel. No te pongas triste pequeñaja que el espiritu de la Navidad sigue presente aunque mucha gente no quiera verlo. Además me han llegado muchísimos encargos para tí en forma de buenos sentimientos, abrazos y cariñitos.
Tranquila niña, que me va tan bien que doy beneficios, y los rumores de que los Reyes Magos han echo un ERE son del todo falsos.

Saludos.

Papa Noel.

Clark Kent dijo...

"La sensación general es que nadie va a hacer nada por ti así que nadie hace nada por los demás. Y así nos va"

... And that´s the 21st Century. Qué bien resumido. Tan triste como cierto.

Un abrazo y feliz año nuevo.

Sitios que he visitado